TOP BANNER - TODOS

Un preso en Georgia E.U.A. tuvo una peculiar petición como último deseo, y es que el preso Marcus Johnson de 50 años de edad acusado de asesinato pidió con menú antes de morir 6 cervezas en lugar de algún alimento. Petición que le fue negada debido a que el alcohol es considerado un artículo de contrabando en aquel lugar.

Marcus recibirá un menú idéntico al que reciben los demás presos en el corredor de la muerte: pescado al horno, sémola de queso, frijoles, ensalada de col, galletas y un ponche de frutas como bebida.

En nuestro vecino país los condenados a muerte tienen la opción de elegir su último manjar, los cuales la mayoría de las veces eligen la comida rápida como hamburguesas, pizzas o papas fritas.

La ejecución está agendada a las 18 horas de este día en una prisión ubicada en Jackson mediante la inyección letal.

 

CN