¿Te has imaginado que pasaría si te quedaras sin internet durante dos meses?

En la mayoría de las personas esto sería una completa pesadilla, para los habitantes del remoto pueblo de Stewart, Columbia Británica en Canadá, esto es una realidad, y es que desde el pasado 30 de Noviembre se han quedados sin el servicio y así seguirán durante un periodo indefinido de tiempo.

Antes de esto la compañía One Way Out  era el único proveedor de internet en la localidad, pero a últimas fechas la empresa ha decidido dejar de ofrecer sus servicios en la localidad por no considerarlo “rentable”; por lo que el pueblo ha quedado a la deriva de la comunicación digital con el resto del mundo.

Según palabras de la alcaldesa Galina Durant, “Para mí personalmente es como si mi vida se hubiese detenido en ese momento, mi comunidad, incluyendo mi casa y mi oficina no podrán contar con una conexión a internet”

El problema radica en que el servicio de internet es para el pueblo algo así como un bote salvavidas; pues debido a la localización remota del poblado la vida económica, educacional y de entretenimiento dependen del servicio, pues al no existir servicios de la banca comercial ni escuelas; la única manera de sobrevivir es realizando sus operaciones bancarias a través de internet, de igual manera sucede con los cursos de educación a distancia y con el entretenimiento.

Al tener en cuenta que para llegar a las grandes localidades más cercanas se hace un tiempo de traslado de más de 3 horas en automóvil, la empresa proveedora de internet declaró que la infraestructura necesaria para llevar el servicio es extremadamente cara.

Actualmente se trabaja en un acuerdo entre la empresa y el gobierno local, para entre ambas hacer la inversión necesaria para modernizar la infraestructura, , hasta entonces los residentes tendrán que vivir fuera de línea.

 

CN