TOP BANNER - TODOS

Diversos ataques aéreos perpetrados por cazas rusos causaron decenas de muertos el día de ayer en el centro de Idlib, una ciudad controlada por rebeldes en el noroeste de Siria, dijeron residentes y agentes de salvamento.

Las fuentes dijeron que al menos seis ataques impactaron en un concurrido mercado en el centro de la ciudad, varios edificios gubernamentales y áreas residenciales. Los miembros de salvamento confirmaron la muerte de 43 personas, aunque todavía debe verificarse la identidad de al menos 30 cuerpos que fueron recuperados.

Imágenes de medios sociales y el canal de televisión de la oposición Orient TV mostraron ambulancias trasladando a civiles heridos, mientras muchas personas buscaban sobrevivientes entre los escombros de edificios colapsados.

Rusia inició el 30 de septiembre una intensa campaña aérea en apoyo al presidente sirio Bashar el Asad, que previamente este año sufrió una serie de reveses, incluyendo la pérdida de la provincia de Idlib y de áreas cercanas a la costa que son cruciales estratégicamente.

Moscú dijo que tiene por objetivo atacar al Estado Islámico, aunque rebeldes y residentes sostienen que las fuerzas del Kremlin están ocasionando la muerte de centenares de civiles mediante el bombardeo indiscriminado de áreas muy lejos de las fronteras.

 

CN