TOP BANNER - TODOS

Descansar es algo que en ocasiones no hacemos correctamente debido a la carga de trabajo, sin darnos cuenta de los daños que esto le provoca a nuestra salud.

Teóricamente en nuestro país, tenemos 7 días de vacaciones el primer año laboral, 8 al siguiente y así sucesivamente, el problema es que en repetidas ocasiones decidimos no tomar ese beneficio, ya sea por cuestiones económicas o porque creemos que con esto le estamos fallando al jefe.

Las vacaciones son un requisito para nuestra buena salud y para llevar una vida tranquila, de igual manera como lo son las 8 horas reglamentarias de sueño al día. No importa si no sales de viaje, es suficiente con salir de la rutina y olvidarte al menos por algunos días del estrés laboral.

El no tomar vacaciones afecta de gran manera en el aspecto físico y mental pudiendo provocar daños irreparables como son:

Cuerpo: el no descansar debidamente va directamente proporcional a la gravedad de las enfermedades cardiacas y es que un estudio científico demostró que las personas que no toman vacaciones durante 3 años tienen un doble riesgo de sufrir ataques al corazón.

A manera de conclusión hay una estrecha relación entre los problemas de salud y el exposición a largos periodos de estrés.

Mental: también la mente necesita un descanso, pues está demostrado que las personas que trabaja más de 11 horas al día, comparados con los que trabajan 8 horas, son doblemente propensos a sufrir periodos constantes de depresión.

Trabajo: el descanso también mejora tu desempeño laboral, pues ha sido revelado que luego de dar un periodo de descanso los participantes de un estudio brindaron soluciones creativas más efectivas que los que trabajaron continuamente pues estos últimos presentaron baja función cognitiva.

Así que cada vez que contemples pedir vacaciones date cuenta que le estas ayudando a tu cuerpo para tener una buena salud física y mental.

 

CN