Pon un alto a tus miedos, si no sabes como aquí te ayudamos a lograrlo.

1.- Miedo a un examen: Práctica el diálogo interno positivo mientras te preparas para tu prueba, con ello calmarás la ansiedad. Repite frases como “solo tengo que hacer mi mejor esfuerzo”, “estaré preparado”, etc. Aleja lo más posible de tu mente las ideas negativas.

2.- Volver a amar: Ten claro tus sentimientos, ya que esto te permitirá saber, ¿si lo que sientes e verdadero o falso, y qué te lo provoco y cómo has superado todo este tiempo? Recuerda, si nunca te arriesgas a dar ese paso para intentar conocer tus verdaderos sentimientos, cómo vas a saber el del otro.

3.- Trabajo: Preocúpate por investigar tus miedos: ¿Cuáles son los pensamientos que te generan temor, dónde lo sientes y cómo reaccionas ante él? Intenta distanciarte de tu trabajo y verlo de manera más objetiva. Así podrás planear una estrategia que te haga tener éxito en el aspecto laboral.

4.- Miedo en general: Evita avergonzarte. No hay nada malo en tener miedo; no es para tanto. Este sentimiento forma parte de ti, pero no debes permitir que te controle.

5.- Vive el momento: Casi todos los miedos están proyectados hacia el futuro. Nos preocupan las cosas que pueden pasar. Mejor decidir no pensar en el futuro o en el pasado porque solamente existe el ahora.

Recuerda, el miedo es como un músculo si lo ejercitas se hará más fuerte. Empieza a enfocar tu mete en lo positivo y visualiza en todo lo bueno que eres (tus capacidades). 

 

CN