TOP BANNER - TODOS

El fin de año se acerca y como es costumbre los propósitos para el próximo son los protagonistas, pero, ¿los cumples? Una forma fácil de lograrlo es proponerte metas saludables y fáciles.

Lo único que necesitas hacer es definir metas saludables para cada jornada, y si las practicas durante 21 días seguidos seguro las convertirás en hábitos que mejoren tu calidad de vida.

1.- Cambia tus pensamientos negativos por positivos: Para sentirte bien contigo mismo y compartirlo con los demás necesitas experimentar una verdadera armonía interna. Cambia tus emociones o pensamientos negativos por otros positivos; hazlo lo más rápido que puedas.

2.- Dile “No” a la automedicación: Por muy simple que parezca esa molestia corporal, es mejor acudir al médico antes de ingerir cualquier medicamento.

3.- Depura tu organismo: Elimina las toxinas que sólo alteran el ritmo natural de tu cuerpo. Puedes ingerir una taza tibia con agua de limón al despertar para acelerar tu metabolismo y regular tu digestión.

4.- Mejora tu alimentación: Una alimentación balanceada es primordial para gozar de una buena salud, así que puedes empezar a reemplazar los alimentos como harinas o grasas. No olvides combinar una buena alimentación con la práctica de ejercicio.

5.- Pronuncia palabras agradables: Compartir una frase o palabras de aliento es muy reconfortante para ti y los que te rodean, así que hazlo en el momento que se presente la oportunidad. ¡No lo pienses!

Otra de las metas saludables que puedes iniciar en el año venidero es la de demostrarle amor a tus seres queridos. Recuerda que ellos siempre estarán en las buenas y en las malas contigo, así que comparte con ellos besos y abrazos sin límite.

 

CN