La falta de tiempo para ir al supermercado y la necesidad de conservar la comida por más tiempo, origina que muchas familias guarden sus provisiones en el refrigerador; sin embargo, existen alimentos que no deben congelarse. 

¿Por qué? Muchas veces la verdura o fruta es sometida al proceso de congelación en un estado poco favorable (es decir está demasiado madura o no ha terminado su crecimiento). 

Un detalle esencial, pues de acuerdo a un estudio de la Universidad de Chester, si los alimentos se congelan en el punto óptimo de su maduración se “puede conservar por más tiempo los niveles de vitaminas y antioxidantes que poseen”.

A continuación te presentamos 6 alimentos que jamás debes congelar pues pierden sus propiedades alimenticias.

1.- Ensaladas verdes: Éstas pierden su textura crujiente y color verde, prácticamente se van marchitando; su pigmentación cambia a negro o blanco y su sabor se altera.

2.- Leche: Al descongelarla esta bebida no vuelve a su estado líquido en totalidad ya que conserva pequeños grumos producto del frío.

3.- Vino: Cuando un vino se ha congelado algunos de sus componentes como los tartratos, cambian su estructura química, y cuando el líquido se descongela se polimerizan (unen) y caen al fondo de la botella en forma de depósito.

4.- Pescado Cocido: Si no se guarda en un envase sellado, este alimento absorbe rápidamente la humedad; transformándose rápidamente en una sustancia blanca de mala calidad e imposible de digerir.

5.- Mayonesa: Cuando ésta lleva tiempo en el congelador se convierte en una masa gruesa e inutilizable, debido a sus componentes.

6.- Papa: Debido a que este tubérculo tiene un alto contenido de agua, al congelarse en su interior se forman cristales de hielo que dañan la parte blanca de ésta. Esto ocasiona que sus nutrientes disminuyan y su sabor se altere. 

Antes de congelar un alimento procura que esté se encuentre en las condiciones adecuadas. ¡Cuida tu salud! 

 

CN