A nivel nacional se espera en abril, comience a operar un número de emergencias para atender únicamente al delito de las extorsiones, delito que en el país, sin ser Zacatecas la excepción, ha aumentado de manera considerable en los últimos meses.

El procurador de Justicia del Estado, Francisco Murillo Ruíseco expuso que este número, similar al 911, será operado por el Sistema Nacional de Seguridad Pública y se presentará, de manera oficial a finales de marzo, por lo que de aprobarse, sería puesto en operaciones en abril.

A través de este número, se podrá dar asesoría a las víctimas, además que podrán presentarse las denuncias y, sobretodo, permitirá crear una base de datos con todos los números telefónicos que son empleados para tal fin y que, reconoció, en muchas ocasiones son cometidos por personas en prisión.

“Estamos elaborando y participando en una estrategia nacional con un nuevo número de información y de denuncia y que será Extel, esta propuesta será presentada a finales de este mes en la Conferencia Nacional de Procuradores, obviamente será una acuerdo que se tome de todas las fiscalías y procuradurías de los estados” y afirmó:

”Tenemos una incidencia en ese sentido, no tan elevada pero esperemos que con este número que va servir de información, de orientación, de denuncia y sobretodo de registro de los números de los cuales se ha venido haciendo este tipo de extorsiones para generar una gran base de datos”

Según el Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Zacatecas durante 2015 se denunció 61 casos de extorsión, mientras que en 2016 aumentó a 81; en el mes de enero de este año, ya se han atendido 12 denuncias al respecto.

Murillo Ruíseco reconoció que éste es uno de los delitos que más lastiman a la ciudadanía, por lo que resaltó que la entidad se integrará al esquema que a nivel nacional se está creando para inhibir este delito y en el que se incluye la creación de un número nacional telefónico.

“Lacera mucho a la ciudadanía, extorsiones telefónicas, extorsiones virtuales que en la mayoría de los casos son al azar y ni siquiera el extorsionador se encuentra en la ciudad, sino que se encuentra en muchos casos hasta en los reclusorios”, reconoció.

Respecto a los homicidios, que en Zacatecas durante 2017 tuvieron un aumento considerable, dijo que con la detención y desarticulación en el último par de semanas de bandas vinculadas a diversos homicidios, se espera estos disminuyan.

“Me parece que con estas detenciones va ir disminuyendo mucho la violencia en el estado, porque estos sujetos eran los que de alguna u otra manera era los que se estaban dedicando a las ejecuciones, esperemos que esta circunstancia vaya disminuyendo un poco en los próximas semanas”, sostuvo.